FRAGMENTOS DE UN CUERPO EXPUESTO exposición

Print

La intrusión técnica de lo invisible en el cuerpo. Sobre Fragmentos de un cuerpo expuesto de Adriana Calatayud

Adriana Calatayud pertenece a una de las primeras generaciones de artistas en México que exploran de la relación cuerpo-tecnología a través de la gráfica digital. Su obra ha manifestando una constante preocupación por los modos en que el cuerpo es objeto de dispositivos de disciplina y de control. Desde su participación en el CM entre 1996 y 2001, hasta su obra actual, la artista problematiza la condición de un posthumanismo derivado del agenciamiento entre el cuerpo y la máquina, posicionando al primero en el modo de un organismo vivo y la segunda en la de ley y fuerza de “normalización”. Así, su trabajo expone una interpretación del cyborg, pero no en el sentido de un híbrido tal y como lo define la ciencia ficción de las industrias culturales, sino como la expresión de una serie de narrativas médicas y jurídicas que domestican y legislan cierto “atletismo” en el cuerpo.  En la selección de obras que ahora expone, aborda lo fragmentado, lo monstruoso y la memoria; referentes conceptuales del ejercicio del poder, pero los usa más como tácticas de desbordamiento del propio cuerpo. Entre las expuestas, el conjunto de piezas de Anatomías fragmentadas remite a una condición cultural que recorre los procesos de intrusión de las tecnologías en la subjetividad humana, desmembrándola y dividiéndola. Su trabajo parte de la premisa de que lo monstruoso es un elemento que ha sido fundamental en la historia para construir un sistema de control en torno al cuerpo: Piel-anacefala, Piel-espalda y Cabeza II hacen alusión a operaciones técnicas que modulan el yo. La ornamentación y el bordado de órganos sirven de metáforas del desgarramiento de un cuerpo desmembrado y de la piel como el lugar donde el interior amenaza con convertirse en el exterior; una suerte de retazos de órganos que aluden a lo prohibido y a lo monstruoso. En el mismo contexto de la exposición, Adriana hace uso del recurso del libro para dar cuenta de una serie de relatos que han inventado narrativamente al cuerpo, haciendo del ver un registro técnico y del archivo, una fijación controlada de la memoria. De esta forma, Fragmentos de un cuerpo expuesto presenta una mirada acerca de sistemas de fuerzas invisibles y silenciosas que producen técnicamente al cuerpo humano y constituye un apunte crítico sobre la condición actual de una eugenesia exacerbada.

Jesús Fernando Monreal Ramírez

 

 

La muestra reúne imágenes impresas y enmarcadas, una serie de órganos bordados, bitácoras de trabajo y libros de artista dentro de mesas-vitrinas que hacen referencia a los gabinetes de curiosidades y a las vitrinas médicas.

 

Un facsimilar del libro “Monstruosites Humaines” de Geoffroy-Saint-Hilaire de la Biblioteca del Antiguo Museo de Medicina, y una cera policromada, con hueso, dientes e hilo, vista frontal, siglo XIX, Col. de la Facultad de Medicina, Patrimonio Universitario, UNAM.

 

 

Advertisements

About this entry